La Inteligencia Emocional y las habilidades debe tener un trabajador

Al momento de enfrentarte a la búsqueda de trabajo emergen varias preguntas ¿Cuál es mi puesto ideal? ¿Cómo preparar una entrevista de trabajo? ¿Qué habilidades debe tener un trabajador?, etc. La revolucionaria teoría de la inteligencia emocional de Daniel Goleman trae respuesta a estas cuestiones.

Sin embargo en la actualidad, el mundo de la empresa está valorando una serie de habilidades que son necesarias en cualquier tipo de trabajador, las también llamadas habilidades blandas o soft skills. ¿Quieres aprender más sobre ellas? ¿Quieres aprender que sabía Aristóteles sobre la inteligencia emocional? Continúa leyendo.

Inteligencia emocional

La Inteligencia emocional en el mundo de la empresa

A lo largo del siglo XX y principios del XXI, las personas que trabajan en el mundo de las empresas (directivos y personal de Recursos Humanos, fundamentalmente) se han planteado qué es más importante, si adecuar la persona al puesto o sea el puesto el que se adecúe a la persona.

Por este motivo, en el mundo de la empresa ha adquirido gran relevancia las revolucionarias teorías de las inteligencias de Howard Gardner y Daniel Goleman. Si no conoces la teoría de las Inteligencias Múltiples, te las explico en el siguiente artículo.

Para resolver este paradigma, comenzamos con esta genial frase de Lester Thurow: “Si puedo hacer tu producto más barato; si los recursos naturales pueden comprarse, si nos pueden prestar capital y si la tecnología puede copiarse, ¿Qué te queda? Gente Capaz”.

Por David Arahuetes Charco. Psicólogo especialista en Recursos Humanos.

Las empresas y el cambio de paradigma

Hoy en día las cosas han cambiado y todo se debe fundamentalmente a la Globalización. La Globalización es un proceso de interacción a nivel mundial en el que confluyen aspectos económicos, políticos, sociales y tecnológicos, o en palabras del escritor y economista José Luis Sampedro:

[…]. Constelación de centros con fuerte poder económico y fines lucrativos, unidos por intereses paralelos, cuyas decisiones dominan los mercados mundiales, especialmente los financieros, usando la más avanzada tecnología y aprovechando la ausencia o debilidad de medidas reguladoras y de controles públicos.

José Luis Sampedro

Algunos de los datos más interesantes que guardan relación con el término descrito son los siguientes:

  • El 90% de los datos de la Historia de la Humanidad se han creado en los últimos dos años gracias a la tecnología y la aparición de Internet.
  • La nueva información técnica que se genera se duplica cada dos años.
  • Actualmente, más de 4000 millones de personas usan Internet (+50%).
  • Cada minuto se sube a Youtube alrededor de 500 horas de vídeo.

Ante este acceso brutal a la información que tiene la población, la gente empieza a actualizarse y aprender de todo aquello que las nuevas herramientas tecnológicas aportan. Esta situación provoca que las empresas empiecen a responder, debido a la gran cantidad de diferentes circunstancias que aparecen como son mentalidades diferentes, ideas diferentes, idiomas diferentes, culturas diferentes, horarios diferentes, etc.

Búsqueda de talento e Inteligencia Emocional

No obstante, ¿cómo buscan responder a todas estas nuevas situaciones que se les presenta? Pues a través de la búsqueda de talento, ya que las estructuras y los mismos cimientos de la vida laboral están transformándose:

  • Un estudio de la Universidad de Oxford plantea que en 20 años desaparecerán 700 ocupaciones que que consideramos frecuentes en la actualidad.
  • La vida laboral de las personas se desenvolverá en torno a 3 ocupaciones, teniendo que reinventarse, probablemente, en más de una ocasión.  
  • El Autoempleo será una alternativa laboral durante periodos alternos (entendiendo periodos alternos como despidos, proyectos profesionales personales, etc.) para una gran parte de profesionales.

Es importante que tengas en cuenta estas cuestiones a la hora de entrenar ciertas habilidades en dirección a entrenar aquellas aptitudes demandadas por las empresas. A continuación te mostramos algunas de las características que más peso pueden tener para una empresa al momento de elegir a sus trabajadores.

Habilidades que debe tener un trabajador

  • Una persona que esté en un continuo reciclaje, aprender cosas nuevas y no anclarse en aquello que ya se sabe. Por ejemplo, inscribirse en un curso Online.
  • Una persona que sea colaboradora,  Saber trabajar con más gente para alcanzar los objetivos de manera grupal. Por ejemplo, preguntar a tus compañeros cuánto debes vender para ayudar a completar el target mensual.
  • Una persona polivalente, realizar diversas funciones y ser flexibles en las tareas realizadas. Por ejemplo adaptarte a un nuevo puesto durante un periodo temporal por un aumento de la producción.
  • Una persona proactiva, Lanzar nuevas iniciativas, generar cambios constructivos, ser promotor de nuevas circunstancias. Por ejemplo, de trabajar en el ámbito educativo, puedes preparar juegos y debates para fortalecer los contenidos de una clase.
  • Una persona comprometida, máxima implicación y disposición con la empresa, sus labores y valores. Por ejemplo, dar lo mejor de ti y al 100% en cada proyecto en el que te embarques.
  • Una persona con cultura de Proyecto, alcanzar los objetivos relacionados con los valores culturales de una comunidad empresarial. Por ejemplo trabajar en una empresa que tiene valores “Eco-Friendly” y que lucha para alcanzarlos.
  • Una persona autónoma, tomar la iniciativa y no solicitar constantemente instrucciones y procedimientos. Por ejemplo, avanzar en un proyecto pendiente sin necesidad de que te lo pida tu jefe.
Inteligencia emocional

Daniel Goleman y su inteligencia emocional

Aprovechando la duda que podía tener el mundo de la empresa con respecto a este cambio de paradigma, el psicólogo y periodista Daniel Goleman publica en 1995 su obra Emotional Intelligence (en España Inteligencia Emocional), el cual define la inteligencia emocional como:

La capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y los ajenos, de motivarnos y de manejar bien las emociones, en nosotros mismos y en nuestras relaciones. Es la habilidad para controlar y regular las emociones y usarlas para guiar el pensamiento y la acción.

Daniel Goleman

Dicho esto, el autor plantea cinco dimensiones básicas sobre las que se sustenta la Inteligencia Emocional:

Habilidades que sustentan la Inteligencia Emocional

  • Autoconocimiento: Refiere al conocimiento que tiene la persona sobre su propio cuerpo y emociones, así como el conocimiento de los puntos fuertes y los puntos a mejorar de la persona. Por ejemplo, ser consciente de lo que siente uno cuando suspende un examen y conocer las flaquezas emocionales que le han podido conducir a ese suspenso para así, darle solución y afrontarlo desde otra perspectiva.   
  • Autocontrol o autoregulación: Se define como la capacidad para controlar las propias emociones. Por ejemplo saber moderar el enfado o el miedo.
  • Motivación: Traducido como los factores y la energía que nos impulsa a lograr las metas propuestas o los objetivos. Por ejemplo aquello que nos impulsa a ser el mejor empleado del mes.
  • Empatía: Definido como la capacidad de percibir, compartir e inferir los sentimientos, pensamientos y emociones de los demás. Por ejemplo saber cuándo otra persona, como puede ser un amigo, se encuentra enfadado o triste.
  • Habilidades sociales: Es el conjunto de capacidades y habilidades que tiene un individuo para ejercer una influencia positiva en el resto de personas. Por ejemplo aquellas personas que impulsan a que un equipo de trabajo tenga una buena cooperación.

Aristóteles y la inteligencia emocional

Para concluir, recordamos una frase que recoge el filósofo Aristóteles y que define la idea de Daniel Goleman, que dice: “Cualquier persona puede enfadarse, eso es algo muy sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, eso, ciertamente, no resulta tan sencillo”.

Fuentes:

  • Goleman, D. (2018). Inteligencia emocional en la empresa (Imprescindibles). Conecta.
  • Goleman, D. (2010). La práctica de la inteligencia emocional. Editorial Kairós.
  • Manns, M. D. L. L. F. (2005). Moral ecológica e inteligencia emocional: bases para un modelo psicoeducativo del carácter. Educere9(28), 67-76.
  • Märtin, D. (2000). EQ. Qué es inteligencia emocional: Cómo lograr que las emociones determinen nuestro triunfo en todos los ámbitos de la vida (No. 9). Edaf.
  • Goleman, D. (2006). Emotionalintelligence. Bantam.

¿Te gustó? Comparte en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete para ser el primero en recibir nuestros artículos

Al enviar un formulario se solicitan datos como tu email y nombre que se almacenan en una cookie para que no tengas que volver a completarlos en un posterior envío.

Para enviar un formulario debes aceptar nuestra política de privacidad.

  • Responsable de datos: Matías Astroza Rodríguez.
  • Finalidad: responder a solicitudes del formulario.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: Matías Astroza Rodríguez (datos almacenados solo en cliente de email)
  • Derechos: tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de tus datos.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Suscríbete para ser el primero en recibir nuestros artículos

Al enviar un formulario se solicitan datos como tu email y nombre que se almacenan en una cookie para que no tengas que volver a completarlos en un posterior envío.

Para enviar un formulario debes aceptar nuestra política de privacidad.

  • Responsable de datos: Matías Astroza Rodríguez.
  • Finalidad: responder a solicitudes del formulario.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: Matías Astroza Rodríguez (datos almacenados solo en cliente de email)
  • Derechos: tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de tus datos.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Newsletter

suscripción

Te enviaremos contenido de interés para ti

Al enviar un formulario se solicitan datos como tu email y nombre que se almacenan en una cookie para que no tengas que volver a completarlos en un posterior envío.

Para enviar un formulario debes aceptar nuestra política de privacidad.

  • Responsable de datos: Matías Astroza Rodríguez.
  • Finalidad: responder a solicitudes del formulario.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: Matías Astroza Rodríguez (datos almacenados solo en cliente de email)
  • Derechos: tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de tus datos.