La Musicoterapia Y sus Beneficios

Existen múltiples definiciones de lo que es la musicoterapia según los fundamentos teóricos y el paradigma del profesional que delimita los quehaceres y las formas de esta terapia. Muchos de los teóricos de esta disciplina vienen de la psicología y, dentro de esta, de marcadas corrientes teóricas. Por todo ello, desde miradas bien distintas, se ha ido construyendo la musicoterapia como disciplina terapéutica.

De todas ellas, la definición que ocupa el psiquiatra y artista Roland Benenzon, resulta muy pertinente y apropiada en relación a mi práctica profesional. Benenzon (1997) explica que “la musicoterapia es una psicoterapia que utiliza el sonido, la música, el movimiento y los instrumentos corpóreo-sonoro-musicales, para desarrollar, elaborar y reflexionar un vínculo o una relación entre musicoterapeuta y paciente o grupo de pacientes, con el objetivo de mejorar la calidad de la vida del paciente y de rehabilitarlo y recuperarlo para la sociedad”.

Hace años que la musicoterapia ha conseguido afianzarse en el campo de la salud como una disciplina capaz de generar efectos positivos en aquellas personas que se benefician de ella.

En el presente artículo te voy a hablar de los beneficios que tiene la musicoterapia en las personas de la tercera edad. 

Por Diego Arahuetes de la Iglesia. Psicólogo y Musicoterapeuta.

Durante los últimos cinco años he trabajado en diferentes centros hospitalarios y residencias de mayores. Es fundamental, ser consciente de que los objetivos van en la línea de mantener y preservar funciones cognitivas y motrices, así como disminuir la velocidad de deterioro cognitivo como consecuencia de los procesos fisiológicos de envejecimiento, del paso del tiempo o de la presencia de patologías como la demencia senilalzhéimer o párkinson, entre otras.

Para continuar, te voy a explicar algunas de las actividades básicas durante una sesión de musicoterapia. Antes de todo, hay que decir que en el transcurso de un proceso musicoterapéutico, todas las sesiones guardan similitudes en cuanto las actividades, ya que evitamos variar excesivamente los ejercicios para facilitar a las personas mayores a familiarizarse con las dinámicas y así, impedir que puedan perderse o sentirse confundidos.

Fases de una sesión de Musicoterapia

1. Canción de bienvenida, presentación

Comenzamos con una canción de bienvenida, la cual puede ser un tema clásico del historial musical del grupo, adaptado al colectivo y situación. El historial musical son, todas aquellas canciones de la vida de las personas dotadas de un significado especial; que abordan temas relevantes para ellos; que despiertan un cierto recuerdo, olor, matiz o momento particular.

El historial musical es una obra autobiográfica de sonidos, letras, ritmos y melodías, con un valor fundamental a la hora de trabajar en musicoterapia. Cuando hablamos de que esas canciones pueden ser adaptadas, es porque puede mantenerse la base armónica y rítmica del tema a la vez que la letra se modifica por un mensaje importante en el aquí y ahora de la persona. Puede ser una actividad de la vida diaria que estaba siendo olvidada y que se puede reincorporar en la rutina de esa persona, por ejemplo, algunas acciones de cuidado personal, reconocer a las personas que están a su alrededor u orientarse en su entorno.

2. Percusión y ritmo, Trabajando con el cuerpo

Posteriormente, trabajamos la psicomotricidad (trabajo con el cuerpo). A través de elementos de pequeña percusión que repartimos a todo el grupo, tocamos al ritmo de una canción. A partir de la escucha activa, exploramos diferentes maneras de musicalizar con el ritmo base de la canción. Trabajamos con el espacio, moviéndonos (según las posibilidades de cada uno), y moviendo el instrumento que escogimos. Jugamos con la canción, pudiendo repetir la letra a la vez que llevamos un ritmo o simplemente ser constantes con la pulsación y el tempo. A medida que transcurre el proceso terapéutico podemos ir complejizando los ejercicios. En todo momento, las actividades estarán adaptadas a las capacidades   y necesidades  del grupo.

Es importante activar el cuerpo en los primeros momentos de una sesión de musicoterapia. La activación del cuerpo, así como el seguir un ritmo constante y poder combinarlo con otra actividad, como podría ser el canto, obliga al grupo a desarrollar elementos cognitivos como la atención y percepción.

Los elementos motrices también se potencian en las sesiones a través de la danza y el movimiento.  Podremos ir acotando la actividad a partir de consignas específicas, como la realización de juegos que impliquen el cuerpo y otros elementos. Los pañuelos, por ejemplo, pueden ser una herramienta facilitadora.

3. Canciones de la vida, Trabajando con la memoria

Uno de los elementos que trabajamos con este colectivo, que guarda mayor importancias en el transcurso del proceso terapéutico, es la memoria. Siendo ésta, una capacidad que se ve profundamente afectada en las personas mayores. En las sesiones de musicoterapia llevamos a cabo, como parte esencial del proceso, el canto de canciones de la vida de las personas. A través de estos temas, potenciamos el recuerdo de su letra, ritmo y melodía como dinámica para trabajar la memoria.

4. Espacio de conversación, Trabajando con las palabras

Promoción de la comunicación. En este contexto, pareciera que no se da espacio a la conversación, sin embargo, sucede todo lo contrario; los diálogos aparecen todo el tiempo. Las dinámicas suscitan en las personas un cúmulo de sensaciones y sentimientos que necesitan transmitir y compartir con el grupo. Esas emociones les llevan a momentos de sus historias que se escuchan como cuentos por parte de todos los demás. Estos espacios dan pie a crear vínculos y relaciones entre todas las personas del grupo, algo necesario en cualquier proceso terapéutico, como base para generar un bienestar colectivo.

5. Actividad de despedida, Relajación y cierre

Las sesiones se cerrarán con una actividad de despedida, puede ser una canción que dé el espacio para que cada uno pueda expresar cantando cómo ha sido la sesión o, simplemente una pequeña relajación y visualización.

Resumiendo, la musicoterapia tiene efectos beneficiosos en las personas de la tercera edad, sobre todo a nivel:

1. Cognitivo

Funciones mentales básicas como la atenciónmemoria y  percepción .

2. Físico:

El trabajo con el cuerpo promociona la activación corporal psicomotricidad rehabilitación física, entre otros.

3. Socioemocional:

En las sesiones se propicia un espacio para la comunicación y el uso del lenguaje para expresar sensaciones  y  sentimientos .

Por todo ello, la mayoría de las residencias están empezado a buscar musicoterapeutas para incluirlos en las rutinas de sus centros. Las dinámicas sonoro-corpóreo-musicales, tienen enormes beneficios en personas de la tercera edad, cada día existen más estudios que avalan el trabajo de esta disciplina, en el abordaje de las patologías características de este grupo de población. Poco a poco, la musicoterapia va introduciéndose en diferentes espacios de salud en nuestra sociedad.

REFERENCIAS:

Benenzon, Rolando O.; Hemsy de Gainza, Violeta; Wagner, Gabriela. (1997). Sonido, comunicación, terapia. Vitoria: MÚSICA, ARTE Y PROCESO.

¿Te gustó? Comparte en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Suscríbete para ser el primero en recibir nuestros artículos

Al enviar un formulario se solicitan datos como tu email y nombre que se almacenan en una cookie para que no tengas que volver a completarlos en un posterior envío.

Para enviar un formulario debes aceptar nuestra política de privacidad.

  • Responsable de datos: Matías Astroza Rodríguez.
  • Finalidad: responder a solicitudes del formulario.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: Matías Astroza Rodríguez (datos almacenados solo en cliente de email)
  • Derechos: tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de tus datos.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Suscríbete para ser el primero en recibir nuestros artículos

Al enviar un formulario se solicitan datos como tu email y nombre que se almacenan en una cookie para que no tengas que volver a completarlos en un posterior envío.

Para enviar un formulario debes aceptar nuestra política de privacidad.

  • Responsable de datos: Matías Astroza Rodríguez.
  • Finalidad: responder a solicitudes del formulario.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: Matías Astroza Rodríguez (datos almacenados solo en cliente de email)
  • Derechos: tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de tus datos.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Newsletter

suscripción

Te enviaremos contenido de interés para ti

Al enviar un formulario se solicitan datos como tu email y nombre que se almacenan en una cookie para que no tengas que volver a completarlos en un posterior envío.

Para enviar un formulario debes aceptar nuestra política de privacidad.

  • Responsable de datos: Matías Astroza Rodríguez.
  • Finalidad: responder a solicitudes del formulario.
  • Legitimación: tu consentimiento expreso.
  • Destinatario: Matías Astroza Rodríguez (datos almacenados solo en cliente de email)
  • Derechos: tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de tus datos.